Huaicos

La ola de lluvias y huaicos que está asolando al Perú desde diciembre arroja hasta la fecha un dramático saldo de 90 personas muertas y cerca de 120.000 damnificadas, así como numerosos daños en infraestructuras, viviendas y campos de cultivo. Hay más de 164.000 viviendas afectadas y cerca del 20% de la infraestructura vial del Perú se ha visto dañada por el desastre natural.

En total, hay 1.903 kilómetros de carreteras destruidos y 829 kilómetros de caminos rurales perdidos y 4.878 kilómetros afectados. El Centro de Emergencias Nacional (COEN), recoge la existencia de 159 puentes destruidos y 271 con algún tipo de daño. Las principales ciudades costeras del norte, Piura, Trujillo y Chiclayo, así como la capital del país, Lima, no han podido escapar del impacto de las lluvias e inundaciones intensificadas por el efecto del fenómeno climatológico El Niño.

huaicos

Estas cifras dibujan la magnitud del desastre que afronta el país. Ante un escenario de emergencia como el actual, urge una rápida respuesta a nivel institucional que asegure la transitabilidad y la seguridad en la red de vías, facilitando la reparación de infraestructuras de tal modo que se puedan reestablecer las comunicaciones a las poblaciones que se encuentran aisladas y desabastecidas.

Huaicos

Autora: Gisella Castillo

A continuación, presentamos algunas de las acciones recomendadas para conseguir una rápida reapertura de la comunicación vial.

1. Delimitación de tramos/zonas de emergencia: La primera medida pasa por realizar cortes de carretera y delimitar las zonas de emergencia. De este modo se evita que nadie ponga su vida en riesgo. Los cortes de carretera es recomendable realizarlos físicamente, mediante tranqueras u otros obstáculos que imposibiliten a los conductores pasar bajo su propia responsabilidad. Lo mismo sucede en zonas urbanas, donde es muy habitual encontrar a la multitud curioseando cerca de puentes a punto de caerse o junto a huaicos y ríos que están cerca del desborde. De este modo, los equipos de emergencia y maquinaria de obra pueden realizar los trabajos de adecuación de un modo seguro.

Huaicos Perú

2. Instalación de puentes modulares: Los puentes modulares tipo Bailey o Acrow tienen un rápido y fácil transporte y montaje. Su uso de forma provisional no requiere de construcción de estribos de concreto armado, lo que agiliza considerablemente su ejecución ya que se pueden apoyar sobre la plataforma de una carretera. Su estructura modular permite variar la sección, dependiendo de la longitud a salvar y de las cargas a resistir. Estos puentes se pueden desmontar una vez superada la emergencia para su almacenamiento y posterior uso. El gobierno peruano ha anunciado la compra de 120 puentes modulares para garantizar el tránsito en las zonas afectadas por la emergencia climática.

 

3. Construcción de diques con sedimentos: Los huaicos se producen una y otra vez en las mismas cuencas y quebradas. Como arrastran gran cantidad de rocas y sedimentos, acumulándose estas en el cauce, las posteriores riadas hacen que se produzcan desbordamientos cada vez mayores, inundando extensiones más amplias. Por lo tanto, los sedimentos de roca y piedras acumulados en los cauces se deben extraer lo más pronto posible, depositando el material en ambos márgenes de la quebrada, generando así un encauzamiento de mayor capacidad. Estos diques de protección provisionales se pueden mantener hasta superar la época de lluvias.

 

4. Reconstrucción de plataformas: La mayor parte de las carreteras dañadas se han producido por la erosión y socavación de plataformas de las carreteras ubicadas en los márgenes de los ríos. En muchos casos, el material con los que se construyen estos taludes no se protege debidamente con escolleras o gaviones. En los casos en los que se haya perdido la totalidad de la vía, se pueden reconformar mediante la utilización del canto rodado y los bolos de roca existentes en el mismo cauce. La retirada del material se debe realizar en la parte más alejada de la carretera con el objetivo de dificultar la erosionabilidad de los taludes en ejecución. Esto aumentará la capacidad hidráulica del cauce. Se recomienda además, que se reconstruya desde aguas abajo y avanzar río arriba.

huaicos

La urgencia que requiere el estado de emergencia actual no es el momento más adecuado para plantear acciones a medio y largo plazo, como bien aconseja la máxima “en tiempos de atribución, no hacer mudanza”. Sin embargo, hay que plantear con la firmeza que otorga el grave panorama que la mejor solución pasa por la prevención y la planificación. Tiempo habrá para ello.

Para empezar, es necesario diseñar un plan nacional de infraestructuras viales para los próximos 15 años que contemple la duplicidad de vías y la intermodalidad del transporte para evitar la situación de aislamiento que han vivido las ciudades de la costa norte. También hay que plantear un sistema de laminación de avenidas para que las regiones en riesgo no se vean colapsadas como ha sucedido en la actualidad. Estas y otras medidas tienen que ser vertebradoras de un modelo de ordenamiento territorial que permita afrontar con garantías los retos de la climatología y la geografía.

Por Gaizka Buruaga, ingeniero de Alauda

 

Sobre Alauda

ALAUDA es una empresa de ingeniería civil especializada en conservación de infraestructuras y seguridad vial. Con más de 30 años de experiencia, está presente en la actualidad en cuatro países, España, Perú, Chile y Estados Unidos, donde aplica soluciones a medida y de última generación para sus clientes. El objetivo de ALAUDA es liderar los sectores en los que opera por lo que mantiene una decidida apuesta por la innovación.

 

Contacto:

Javier Beroiz

(+511) 4771620

(+51) 941 896 714

Plaza San Francisco 208, Barranco, Lima

comunicacion@alaudaingenieria.es

 

Leave a reply